miércoles, 11 de mayo de 2011

¿Cómo se formulan los juicios de valor?

¿Cómo se formulan los juicios de valor en las evaluaciones educativas?
Evaluaciones normativas, de progreso y criteriales
Evaluar consiste básicamente en valorar una realidad (una institución, las competencias de un conjunto de individuos, un sistema educativo) comparando evidencia empírica sistemática con un referente o definición conceptual acerca de lo deseable para dicha realidad. En las evaluaciones educativas hay tres maneras principales de formular juicios de valor.

a. Enfoque “normativo”
Un primer enfoque, llamado “normativo”, pone el foco de atención en ordenar a los individuos, instituciones o subsistemas -– regiones, provincias, estados – evaluados con el fin de compararlos entre sí.
Este enfoque está fuertemente relacionado con pruebas cuyo propósito es la selección. En estas pruebas no importa tanto qué es lo que un individuo específicamente “sabe” o domina, sino si “sabe” más o menos que los otros. El centro de la preocupación no está puesto en describir los conocimientos y competencias de los individuos, sino en conocer en qué lugar del conjunto se encuentra cada individuo -– entre los primeros, en el medio, entre los últimos -- justamente porque el propósito es seleccionar a los mejores candidatos.
Los juicios de valor que se formula en este enfoque son del tipo “Juan es mejor que José”, “Juan está ubicado dentro del 10% mejor”.

b. Enfoque “criterial”
Un segundo enfoque consiste en privilegiar la comparación del desempeño de un individuo con una definición clara y precisa de lo que se espera que conozca y sea capaz de hacer en un determinado dominio (por ejemplo, comprensión de textos escritos).
Muchas veces se define distintos niveles de logro en ese dominio (unos más básicos, otros más avanzados) y se busca establecer en qué nivel se encuentra cada individuo.
Los juicios de valor que se formula en este enfoque son del tipo “Juan se encuentra en un nivel avanzado de desempeño en lectura” o "José no alcanza un nivel mínimamente aceptable de desempeño en lectura”.

c. Enfoque de “progreso”
Un tercer enfoque suele denominarse de “progreso” –también de “crecimiento” o “aprendizaje”. -Éste pone el foco en analizar cuánto ha cambiado un individuo, institución o subsistema en relación a un punto de partida o línea de base anterior.
En este caso, lo que interesa comparar es la situación de un individuo o institución con respecto a un momento anterior en el tiempo.
Los juicios de valor que se formula en este enfoque son del tipo “Juan avanzó – o retrocedió -- tanto desde la evaluación anterior”; “José no cambió desde la evaluación anterior”.
Es importante notar que el enfoque de “progreso” generalmente opera dentro de un enfoque criterial, es decir, que normalmente lo que se hace es valorar el crecimiento o progreso del individuo dentro del dominio evaluado: “Juan estaba por debajo del nivel aceptable y ahora está en un nivel destacado en Matemática”. Sin embargo, puede analizarse el progreso dentro de un enfoque normativo. En estos casos se valora el cambio de posiciones relativas: “Juan antes estaba entre los peores estudiantes del grupo y ahora está en el promedio”.


FichDid_-_Ficha_03 Como Se Formulan Los Jucios de Valor

Si está interesado en acceder al archive PDF, y no puede bajarlo de SCRIBD, puede solicitarlo a achristin@gmail.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis blogs

Google+