lunes, 30 de mayo de 2011

¿Por qué los ranking son formas inapropiadas para valorar la calidad de la educación?

¿Por qué los rankings son modos inapropiados de valorar la calidad de las escuelas?
Extraído de
Para comprender las evaluaciones educativas Fichas didácticas
Pedro Ravela
GTEE PREAL

Hacia nuevos modos de utilizar los resultados por escuela
La ficha tiene como propósito alertar al lector acerca de la sobre-simplificación de la realidad implícita en la mayoría de los “rankings” educativos, que en general ofrecen una visión errada e incompleta de las instituciones y sistemas educativos, conduciendo a juicios inapropiados acerca de la calidad de los mismos –y muchas veces contribuyen más a deteriorar que a mejorar la calidad de la educación-.

Con este fin, se explica y ejemplifica cuatro principales tipos de problemas que presenta
la mayoría de los rankings:
1. pretenden ordenar en función de la “calidad”, cuando en realidad utilizan un único indicador (o, a lo sumo, unos pocos);
2. ofrecen una falsa impresión de precisión en el ordenamiento;
3. no tienen en cuenta que, a nivel escolar, los resultados son altamente volátiles;
4. no consideran las diferencias en la composición social del alumnado de las escuelas y en los recursos con que éstas cuentan.

En función del análisis de estas debilidades, en la ficha se propone una serie de recomendaciones sobre modos apropiados de realizar ordenamientos y comparaciones de resultados entre escuelas o jurisdicciones.

Una visión simplista de la realidad Para comenzar, conviene distinguir entre dos cosas bastante diferentes: una es generar información sobre qué tanto las escuelas están logrando que sus alumnos adquieran los aprendizajes esperados y otra completamente diferente es convertir eso en una tabla de posiciones tipo campeonato de fútbol, de manera simplista y con gran daño para muchas escuelas

Las figuras 1 y 2 muestran el tratamiento que el diario “La Segunda” de Chile, en su edición del jueves 21 de noviembre de 2002, dio a los resultados de la prueba SIMCE 2001. Seguramente no es éste el tipo de tratamiento que el Ministerio de Educación de Chile busca al publicar los resultados por escuela, pero la realidad es que éste es el tipo de tratamiento que buena parte de los medios de prensa da a los rankings y que el enfoque de los medios de prensa es lo que más impacto tiene en la opinión pública y en el sector educativo.

Lo primero que debe observarse son los titulares estilo campeonato de fútbol que
“trivializan” la realidad educativa.

Lo segundo a observar es el hecho de que “los mejores” colegios pertenecen a los sectores privilegiados de la sociedad. 18 de 20 son colegios particulares pagados y 2 son colegios públicos tradicionales de los principales municipios de la región metropolitana. Parte importante de ellos son colegios bilingües que atienden preferentemente a alumnos de clase alta y media alta.

FichDid_-_Ficha_10 Los Rankings Son dos


Si está interesado en acceder al archive PDF, y no puede bajarlo de SCRIBD, puede solicitarlo a achristin@gmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis blogs

Google+