domingo, 6 de noviembre de 2016

¿Cómo aprender?

¿Cómo aprender? Una vez que hemos intentado responder a la preguntas ¿quién aprende, qué y para qué?, nos enfrentamos a la pregunta del ¿cómo? y, de este modo, llegamos al concepto del método. La palabra “método”, proviene del griego methodos (“camino” o “vía”) y se refiere al procedimiento utilizado para llegar a un fin. Su significado original se relacionaba el camino que conduce a un lugar. En educación, se suele hablar de métodos de enseñanza-aprendizaje, aún cuando se trata de procesos diferentes. La enseñanza es un proceso, esencialmente, comunicativo, que debe estar en función del aprendizaje.


Lo normal, es que la enseñanza sea llevada a cabo por alguien que conoce aquello que otro u otros quieren aprender. Sin embargo, el aprendizaje no siempre requiere de la enseñanza, aún cuando hay muchos aprendizajes, fundamentales para la vida, que sería prácticamente imposible que se produjeran sin enseñanza. Por ejemplo, la adquisición del lenguaje, la socialización que incorpora un niño para relacionarse con otras personas, o aprendizajes complejos y especializados que requieren del apoyo de un tercero, ya sea a través de una acción directa, o a través de una acción indirecta, como la programación de la enseñanza mediante el uso de la tecnología.

El aprendizaje, por su parte, también requiere de un proceso metódico: el camino que necesita llevar a cabo el aprendiz para incorporar un cambio adaptativo de su comportamiento, adquiriendo o modificando habilidades, destrezas, conocimientos, conductas o valores. Para determinar el camino más adecuado y eficiente que una persona necesita para aprender algo, será de mucha utilidad tomar en consideración el conocimiento y la investigación que existe en el campo de la psicología del aprendizaje y de la neurociencia. En relación a la Neurociencia, algunos de sus descubrimientos fundamentales en torno a los mecanismos del aprendizaje humano, pueden resumirse en los siguientes puntos (Salas, 2003):
1.      El aprendizaje cambia la estructura física del cerebro, que se comporta como un órgano dinámico, modelado, por los genes, el desarrollo y la experiencia del individuo, de acuerdo a la cultura donde vive. 
2.      La fisiología, las emociones, la imaginación y los pensamientos operan de manera interactiva. El cerebro se comporta como un sistema y no puede ser entendido mediante partes que se exploran de manera separada.
3.      El cerebro se forma a partir de la búsqueda de significados, que es innata. Es decir, nuestro cerebro busca dar sentido a la experiencia. Esta búsqueda de significado se realiza a través de “pautas”, como el uso de mapas, esquemas y categorías. El cerebro se resiste procesar y el aprendizaje almacenar información sin significado. Esto implica que una educación efectiva necesita entregar a los estudiantes la posibilidad de que ellos mismos creen sus pautas de comprensión y entendimiento.
4.      El desarrollo del cerebro se produce a través de un proceso activo, impulsado biológicamente y determinado por la información que se obtiene de la experiencia. El cerebro es “plástico”, es decir, muchas de sus conexiones son modeladas por la experiencia de la persona.
5.      El cerebro humano puede hacer crecer nuevas células. Las neuronas continúan siendo capaces de hacer y reforzar nuevas conexiones a lo largo de toda la vida. Por esta razón, en muchos sentidos, no hay limite para la capacidad de las personas para aprender más.
6.      Las interacciones y el estado social inciden en los niveles de hormonas, las cuales, a su vez, impactan la capacidad de conocer.
7.      Las emociones son fundamentales para que el cerebro de significado a la información que recibe y que procesa. Pensamientos y emociones se modelan de manera recíproca y son inseparables. Un clima emocional apropiado es indispensable para una sana educación, por lo que las amenazas afectan la memoria y las células cerebrales.
8.      Nuestro cerebro está conectado con el cuerpo. Es cuerpo y el cuerpo es cerebro. Información que proviene del cerebro circula y determina el funcionamiento del cuerpo.
9.      Los tres primeros años de vida son fundamentales para el desarrollo del cerebro y para sus conexiones sinápticas. En estos primeros años de vida, el cerebro se encuentra en un estado flexible, impresionable y receptivo. Existen secuencias predeterminadas de desarrollo en el niño, necesarias para un posterior aprendizaje, que se potencian en ciertas etapas de la vida. Por esta razón se explica que el aprendizaje de las lenguas, por ejemplo, se produce mucho mejor en los niños de muy temprana edad.
10.   El cerebro es un cerebro social que se configura a medida que interactúa con el entorno y participa de relaciones interpersonales.
11.   Existen alimentos que son mejores para potenciar el aprendizaje y la memoria
12.   El cerebro recibe y procesa información de aquello que atiende directamente, como de lo que está más allá del foco inmediato de atención. Los elementos periféricos, que rodean a la atención, poseen un enorme efecto en el aprendizaje. En este contexto, la experiencia y el input sensorial son procesados bajo el nivel de conciencia y la comprensión de algo puede darse horas, semanas e, incluso, meses, después que el sujeto recibió determinada información.
13.   La memoria se codifica en el cerebro y la información disponible en la memoria puede ser recuperada. Al menos hay dos formas de organizar la memoria: contamos con un conjunto de sistemas para recordar información relativamente no relacionada y disponemos, también, de una memoria espacial/autobiográfica que permite por “momentos” el recuerdo de experiencias. El aprendizaje significativo ocurriría a través de una combinación de ambos tipos de memoria.
14.   El aprendizaje complejo se estimula a través del desafío y se inhibe por la amenaza. Las conexiones vinculadas a procesos de aprendizaje en el cerebro se producen con mayor intensidad cuando el sujeto participa de un entorno desafiante y es estimulado para asumir riesgos. Por el contrario, se encoje, disminuye su actividad y se hace menos flexible, ante la amenaza percibida. El ambiente más adecuado para aprender es el de una “alerta relajada”, que incorpora algo de tensión, ya que todo aprendizaje real implica una reorganización de ciertas conexiones neuronales. Sin embargo, el clima de amenaza, a diferencia de un ambiente de alerta relajada, conlleva un sentimiento de fatiga y desamparo. el aprendizaje.
 Cada cerebro posee una organización única. A pesar de que todas las personas tenemos el mismo conjunto de sistemas y la misma estructura física en el cerebro, cada una de estas estructuras se organiza de manera particular. Algunas de estas diferencias se relacionan con la herencia genética, mientras que otras se deben a una historia propia del sujeto con el entorno. Estas diferencias se ponen de manifiesto a través de talentos diferentes, estilos de aprendizaje, tipos de inteligencia, etc. 16. De acuerdo a la teoría “Triune Brain Theory” (teoría del cerebro Triuno) del Dr. Paul Mac Lean del “Nacional Institute of Mental Health” U.S.A., el cerebro humano es en realidad tres cerebros en uno: el sistema reptil, el sistema límbico y la neocorteza. El sistema reptil, es mecánico, instintivo, actúa rápidamente y es resistente al cambio. Su comportamiento es similar a la de los animales. El sistema límbico, es el cerebro emocional. Se encarga de regular, entre otras cosas, el sueño, la temperatura corporal, el equilibrio químico del cuerpo, la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, el hambre la sed, la agresión y la ira. La neocorteza constituye el 80 % de la parte superior del cerebro y es la parte encargada de llevar a cabo aquellas operaciones intelectuales consideradas como humanas: pensar, reflexionar, analizar, sintetizar, resolver problemas, crear y llevar a cabo una serie de tareas complejas. Los tres sistemas inciden en el aprendizaje. Para que la neocorteza pueda operar con las capacidades que posee, necesita trabajar adecuadamente con los dos sistemas cerebrales más primitivos.

Sobre la base de lo anterior, las siguientes son orientaciones prácticas para la elaboración de un método de aprendizaje: Planificar el desarrollo de la memoria en sentido amplio
1. Cuando el aprendizaje depende de la enseñanza, una condición fundamental es que el aprendiz confíe, tanto en el proceso que le plantean para aprender, como en la persona que enseña. o
2. Determinar objetivos claros del proceso de aprendizaje. Debe ser objetivos concretos, no abstracciones.
3. Los objetivos deben ser interiorizados por el aprendiz. No deben ser impuestos desde afuera.
4. Comprometer la atención. Correcta intensidad del estímulo. Ni muy baja, ni tan alta que genere ruido.
5. Generar un espacio cómodo en términos emocionales.
6. Potenciar un canal de estímulos que sea adecuado para el receptor: visual, auditivo, etc. Complementar canales.
7. El aprendizaje debe ser una experiencia con sentido y significado
8. Utilizar mapas, esquemas y categorías
9. Complementar el aprendizaje individual, con un aprendizaje colectivo interactivo
10. Aprovechar los tres primeros años de vida
11. Ingerir alimentos que ayuden al aprendizaje
12. Procesar más información de la que se pretende aprender, sin saturar, por supuesto. Los input pueden generarse tiempo después de que esta información es procesada.
13. Utilizar diversos sistemas para recordar información. Complementar estos sistemas con la memoria espacial/ autobiográfica.
14. Crear un ambiente de aprendizaje de baja amenaza y alto desafío. Ayudan a este ambiente: respirar un aire limpio y bien oxigenado, alternar períodos de actividad y quietud corporal. Generar confianza. Disponer de recursos apropiados cuando se plantea algún tipo de desafío. Utilizar juegos y fomentar el humor.
15. Fomentar emociones y creencias positivas, ya que juegan un papel de primera importancia en el desarrollo y la actividad de la memoria. La emoción energiza la memoria y activa el cerebro. Abordar el error como parte del proceso de aprendizaje y no como sanción.
16. Fomentar el uso de la memoria a corto y largo plazo, y crear en los estudiantes la capacidad de reflexionar en el aprendizaje torno a su uso y funcionamiento. La información pasa de la memoria de corto plazo a la de largo plazo a través del repaso y la repetición.
17. Existen tres tipos de aprendizaje: a) el aprendizaje emocional, que es rápido, indeleble y no requiere esfuerzo. La adrenalina, la noradrenalida y la dopamina fijan esta forma de aprendizaje. b) El aprendizaje cognitivo ejecutivo emocional, que es lento, requiere esfuerzo y es fácil de olvidar. c) El aprendizaje cognitivo ejecutivo intelectual, que es lento, requiere tiempo y esfuerzo, es difícil de retener y fácil de olvidar. Los dos últimos, exigen de nuestro organismo (unidad cuerpo, cerebro, mente) un tipo de atención consciente, selectiva y sostenida, es decir, requieren esfuerzo.


Autor
Marcelo Rioseco Pais
DE LA DOMESTICACIÓN A UNA EVALUACIÓN LIBERTARIA
Reflexiones en torno a la evaluación educativa
Bajar el libro en:


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis blogs

Google+