domingo, 7 de septiembre de 2008

Evaluar y mejorar

En nuestro contexto, al referirnos a “Evaluación” en Educación, pensamos que está dirigida a los alumnos, y que son necesarias para la promoción, para la certificación. Ciertamente esto implica un uso muy limitado del concepto. ¿A quién hay que evaluar? ¿Para qué debemos evaluar?

Antes de ir a las respuestas pensemos un momento. Existen bienes económicos, materiales. El reparto de los mismos genera enormes discusiones, principalmente por la inequitativa distribución, pero también existen bienes culturales, que consisten en la capacidad para manejar los económicos. Estos bienes también tienen una mala repartición, pero sin embargo es muy poca la preocupación sobre el tema,

La escuela es una institución creada para la distribución de los bienes culturales, pero ¿Estamos satisfechos con la justicia de esa distribución?, seguramente no, y debemos mejorar. Entonces volvemos a las preguntas iniciales ¿A quién evaluar?, a todos. ¿Para qué?, para mejorar.

Debemos buscar mejorías en el camino de la búsqueda de justicia en el reparto de bienes culturales, y el camino es la evaluación, para obtener la correspondiente superación.

En síntesis, evaluar, debatir en búsqueda de mejoras debe ser nuestro camino, y debe abarcar a todos los aspectos de la actividad, desde el sistema educativo mismo, las escuelas, los docente, los alumnos, y esa evaluación debe ser fundamento de discusiones, siempre con el objetivo de la búsqueda de mejoras. Para cerrar el concepto, transcribo un párrafo de la Comisión Delors

"Los posibilidades educativas afectan, por lo tanto, al conjunto de la sociedad y necesitan la apertura de un debate democrático, que se deberá basar no solamente en los medios sino también en los objetivos de la educación (...).
Este debate se debe apoyar en una evaluación sólida del sistema edu­cativo, cuyos términos puedan ser aceptados por todos, y que no podrá ser de carácter estrictamente económico (...).
La evaluación de la educación debe ser concebida en sentido amplio. No tiene como objetivo únicamente la oferta educativa y los métodos de enseñanza, sino también el financiamiento, la gestión, la orientación general y la consecución de objetivos a largo plazo (...) Sea como sea, se debe establecer un dispositivo de evaluación objetivo y pú­blico, para que la opinión esté en condiciones de comprender la situación del sistema educativo y también su impacto sobre el resto de la sociedad".
L' educación: un tresor est caché dedans.J. Delors (1996).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Busca en mis blogs

Google+